Érase una vez.
Una vaca que se aburría su prado …
Estoy harta de esta lluvia, dice ella
Me gustaría vivir en un país cálido.
Y si yo fuera ...
¿Una cebra?
¡Sí!
Con muchos amigos para jugar
Y mucho espacio para corretear.
Pero …
Pero todas estas rayas me recuerdan
demasiado la lluvia.
Y si yo fuera …
¿Una jirafa?
¡OH!
Con largas piernas y un largo cuello,
¡Ajaja!
Podría ver desde lejos el león acercarse,
En fin …
En fin, si mi cabeza no se engancha
entre los árboles.
Y si yo fuera …
¿Un mono?
¡Aúpa! ¡Aúpa!
Podría trepar por los árboles.
¡AH! …
¡Ay!
¡Pero esto está muy alto, tengo vértigo!
Y si yo fuera …
¿Un elefante?
¡Brraahh, brraahh!
Un elefante es un animal muy grande,
muy gordo, muy fuerte.
Pero …
Estas inmensas orejas me tapan la vista
Y me piso la trompa.
Y si yo fuera …
¿Un cocodilo?
¡OH, sí!
Con un río para refugiarme
El león no podría cogerme.
Pero …
Pero … ¡Ay! no sé nadar.
Y si yo fuera …
¿Un león?
¡Wraouhhou!
Con una hermosa melena,
sería el rey de la sabana,
Yo atemorizaría a los demás animales.
Pero …
Pero … ¡Buff!
Odio la carne, me pone enfermo.
De hecho …
A mí lo que me gusta …
Es pacer tranquilamente por mi prado
disfrutando de su hierba tan tierna
¿Y si yo fuera una vaca?

Texto e ilustraciones Pascal Cox